Un alto porcentaje de las ventas y productos se pierden por no utilizar códigos de barras correctos

0

Los códigos de barras son un elemento que se ha vuelto esencial para poder hacer un correcto seguimiento de toda la logística de productos, desde su fabricación hasta la llegada al cliente.

Según un estudio llevado a cabo sobre los códigos de barras, se ha demostrado que muchas de las ventas y los productos que se adquieren en plataformas como Amazon, Ebay y similares se pierden. Gran parte de este error se debe a una mala estandarización de los códigos de barras o porque se aplica una errónea codificación que hace que los paquetes se pierdan dentro de la propia logística.

Para evitar este tipo de problemas, lo propio es optar por escoger empresas y plataformas que se dedican a la entrega de códigos de barras viables como es La tienda de las Barras, que crean códigos específicos para grandes plataformas de ventas como el Marketplace de Amazon, por ejemplo.

La tecnología tras los códigos de barras
Los códigos de barras usan una tecnología que permite al usuario realizar un control y gestión de la actividad comercial. En general, suelen ser utilizados por los fabricantes de productos y distribuidores para llevar a cabo el seguimiento, pero también pueden emplearse para hacer facturas a usuarios o clientes finales según sean sus compras.

Para hacernos una idea, la codificación estándar de los códigos de barras para productos de consumo y tecnológicos, entre otros, es el EAN-13 que ayuda a identificar el producto en el sistema de punto de venta de comerciantes.

En este sentido, una mala codificación puede llevar a que el producto no esté bien registrado en el sistema, por lo que hace imposible realizar un seguimiento eficaz del producto y no termine por llegar al consumidor final.

Así mismo, una etiquetación errónea del código puede llevar a que no pueda interpretarse correctamente por dispositivos como los lectores de códigos de barras que funcionan mediante infrarrojos. El estándar de este tipo de código es que exista un claro contraste entre el fondo de la etiqueta y las barras negras esenciales para interpretar el código.

Por lo tanto, ya sea por una impresión de mala calidad o con un fondo metalizado o transparente, un código de barras no podrá ser “leído” y el producto quedará perdido ante la imposibilidad de conocer al fabricante, el distribuidor o el cliente final. De igual modo, si el código no es el correcto o no es el estándar, tendrá el mismo problema y el paquete nunca llegará a su destino.

Importancia en la logística de las grandes plataformas de ventas
Los códigos de barras, a nivel logístico, ayuda a realizar el seguimiento de forma eficaz a productos y mercancías que se encuentran en stock. Además, añade información sobre los datos de envío del fabricante o comerciante, la recepción de la mercancía y los pedidos que los clientes realizan a una empresa.

Esta codificación ayuda a la empresa a saber qué es lo que está pasando con el producto en tiempo real y poder identificar los problemas que puedan surgir dentro del entramado logístico de la empresa.

Por eso, si existe un mal etiquetado o codificación, la empresa que envía el producto no podrá realizar su seguimiento en tiempo real de forma eficaz, o la venta puede llegar a estar estancada en la empresa de distribución al no coincidir la numeración.

Es más, cuando se escanea un código de barras incluido en un paquete o producto, podemos conocer todos los datos relacionados con él, desde el fabricante, quien lo vendió y otros datos de interés que es importante que no se pierdan.

Además de su utilidad informativa, también permiten agilizar los procesos de compra y venta, con tan sólo escanear el código y sin aburrido papeleo que habría que rellenar en cada paso de la logística de envío del producto.

Por todo esto, es siempre conveniente que no exista ningún tipo de error en estos códigos que son necesarios para un correcto envío y llegada de productos a los clientes. Para tener un seguro de eficacia y sin errores, existen empresas encargadas de la fabricación de códigos de barras, ya sean generales o específicos para marcas o plataformas que se aseguran de un correcto etiquetado y que a cada cliente le llegue su paquete sin errores como es La Tienda de Barras.

En caso de pérdida de un producto, siempre se pueden optar por las vías de reclamación al fabricante o empresa distribuidora mediante sistemas como son las reclamaciones del cliente o por pérdida, por ejemplo. Por eso, siempre es recomendable tener a mano la hoja de pedido o albarán para que el vendedor vuelva a enviar otro producto igual o similar, si es que no puede averiguar dónde puede estar el paquete extraviado.