La contratación de trabajadores se dispara un 15% para sustituir las bajas por Ómicron, según Adecco

0

La variante Ómicron de la COVID-19, que llegó a España a finales de noviembre, ha provocado una sexta ola de contagios en todo el país. Hoy mismo España ha registrado 134.942 nuevos positivos y una presión hospitalaria en planta (13,3%) y en UCI (23,5%). Según los datos sobre la evolución de la pandemia del Ministerio de Sanidad ya hay 16.555 hospitalizados, 2.200 de ellos graves en las unidades de cuidados intensivos.

Como consecuencia, esto ha generado un repunte en el número de bajas laborales que está comprometiendo seriamente el correcto funcionamiento de la Atención Primaria que, además de atender a los pacientes con síntomas de COVID-19 que esperan en los centros de salud, añade la gestión de las bajas y altas de los trabajadores contagiados o aislados. Al mismo tiempo las empresas están sufriendo un importante crecimiento de trabajadores en situación de baja laboral y buscan urgentemente nuevos empleados para cubrir sus necesidades.

Según ha anunciado el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el número de bajas laborales iniciadas en el mes de diciembre se disparó hasta superar los 240.000 procesos (hasta el 23 de diciembre), un avance de más del 200% respecto al mes de noviembre, cuando únicamente se registraron 75.800 tramitaciones. Sin embargo, según las cifras de las mutuas de accidentes de trabajo, 576.000 trabajadores estuvieron de baja por COVID, más del doble de lo que había comunicado el Ejecutivo.

Todavía no hay datos oficiales del mes de enero, pero se espera que las bajas sigan aumentando. Así, en este contexto, Adecco, líder mundial en la gestión de Recursos Humanos, ha constatado que durante este mes de enero se está experimentado un repunte en la contratación de trabajadores del 15% con motivo de la variante Ómicron de COVID-19. Incremento que puede ser superior en aquellas regiones donde la incidencia de la sexta ola sea mayor.

En palabras de Antonio López, director de Soluciones On Site de Adecco: “La variante de COVID Ómicron está resultando ser más contagiosa de lo que pensábamos todos. Y este hecho se está notando también en las empresas españolas. Desde las dos últimas semanas de diciembre y durante todo este mes de enero estamos viendo cómo el entorno empresarial está notando cada vez más la presión por las bajas que se están produciendo ligadas a esta afección. Si en enero de 2021 más de 630.000 personas cursaron un proceso de baja ligado a la COVID, mucho nos tememos que en este enero de 2022 esas cifras incluso se superen. A día de hoy, estamos notando un incremento por encima del 15% de las necesidades de las empresas para sustituir a trabajadores que han cursado su baja por COVID”.

Los sectores y empresas afectados
Estamos en una época del año especial respecto al empleo protagonizada por el aumento del consumo debido a la campaña de rebajas. Tradicionalmente el sector más reforzado en este periodo es el del comercio, que incorpora nuevos profesionales que agilicen el alto volumen de trabajo que se concentra en estas fechas.

Los sectores que se ven beneficiados por el incremento del consumo durante la campaña de rebajas, al igual que sucedió en Navidad y sus predecesoras, el Black Friday y el Ciber Monday, son el gran consumo y las áreas de atención al cliente o fuerza de ventas en los que se generan más puestos de trabajo.

Sin embargo, la pandemia ha provocado un cambio en los hábitos de consumo, y se han generado otros nuevos que se mantendrán en el tiempo o que incluso permanecerán incorporados para siempre. Estas nuevas costumbres de compra han provocado que otros sectores se hayan visto beneficiados en aras de cumplir con el incremento de su demanda. Son los sectores vinculados al e-Commerce, la tecnología, la alimentación, la distribución, el retail, la logística y el transporte, entre otros.

Todos estos sectores se han visto afectados por la variante Ómicron. “Este incremento de la contratación se está produciendo en sectores donde tradicionalmente había picos de actividad en este mes de enero como, por ejemplo, todo lo relacionado con las grandes superficies y el retail en estas campañas de rebajas, lo relacionado con la logística y el transporte, pero también la alimentación y la automoción están viviendo con bastante sufrimiento este incremento de las bajas que se está produciendo ligadas a Ómicron”, destaca Antonio López, director de Soluciones On Site de Adecco.

En líneas generales, esta incidencia de bajas laborales por COVID está afectando menos a perfiles Office ya que estos perfiles pueden teletrabajar y no necesitan ser cubiertos por otros trabajadores como sí ocurre en el sector servicios o en la industria, donde la mayoría de trabajadores tienen que desempeñar sus funciones de manera presencial.

De igual manera, por tipo de empresa, son las medianas y grandes empresas las que están liderando este incremento en las contrataciones.

En total, a lo largo del 2021 se han reconocido más de 2,6 millones de bajas asociadas a la COVID-19. A pesar de todo ello, gracias a la vacunación, la mayoría de los casos registrados son leves o menos graves que en olas anteriores, por ello las bajas suelen ser de más corta duración. Así, los procesos de baja iniciados en diciembre duraron de media 9,96 días, mientras que los de noviembre fueron de 12,6 días. La duración ha ido disminuyendo progresivamente. Por ejemplo, en enero de 2021 una baja duraba 18,8 días de media, en julio de 2020 un total de 19,2 días y en marzo de ese mismo año, justo al inicio de la pandemia, 39,9 días.