El Grupo Adecco movilizó a 68.600 personas de sectores inactivos a otros con más demanda durante la crisis sanitaria

0

El impacto de la COVID-19 en la vida de las personas y los recientes movimientos en el mundo laboral y social no pueden ser menospreciados. Como consecuencia, el rol de las empresas en inclusivas y un planeta más saludable para las generaciones futuras está ganando importancia.

A medida que la crisis continúa afectando la vida de las personas de manera significativa, el Grupo Adecco, líder mundial en la gestión de recursos humanos, está desempeñando un papel clave en el apoyo a la empleabilidad y el empleo como queda recogido en su Memoria de Sostenibilidad 2020. Durante los cierres de 2020 y hasta el 2021, Adecco ha continuado operando como un proveedor de servicios esenciales, ayudando a facilitar la transición de la fuerza laboral para las personas y empresas afectadas por la COVID-19, ofreciendo asesoramiento, capacitación y oportunidades de empleo.

Como empresa cuya razón de ser es el éxito de las personas, el Grupo Adecco tiene un compromiso de mejorar y volver a capacitar a millones de personas para impulsar la Agenda 2030 con un propósito claro y sólido: crear el futuro del empleo para todos y todas.

Para cumplir con estos objetivos, los esfuerzos se centran en liberar el potencial humano para lograr la igualdad de acceso al trabajo decente para todos y trabajar de la mano con empresas de todo el mundo para brindar soluciones de fuerza laboral personalizadas, apostando por un modelo referente en la gestión del talento, creando un entorno respetuoso, inclusivo y saludable.

Todos estos esfuerzos contribuyen directamente al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU, una visión compartida de un futuro mejor, más equitativo y sostenible, que requiere una acción decidida por parte de todos los sectores de la sociedad.

En palabras de Iker Barricat, director general de Adecco España: “En Adecco pensamos que la diferencia siempre la marcan las personas. Ser líderes en el sector de los Recursos Humanos significa trabajar cada día en construir una empresa en la que estén los mejores profesionales, el mejor talento, y en la que verdaderamente ese talento quiera estar con nosotros. Solo es posible alcanzar el liderazgo a través de las personas”.

El propósito de hacer que el futuro del empleo sea para todas las personas se traduce en favorecer la empleabilidad de manera sostenible y duradera, y al mismo tiempo ayudar a las empresas a fortalecer el potencial de su fuerza laboral.

Generación de empleo
En 2020, alrededor de todo el mundo, se vivió una impactante situación de cambio a la que el mercado laboral se tuvo que adaptar. En el Grupo Adecco se han adaptado a la nueva situación social y laboral permitiendo encarar el futuro del empleo con flexibilidad, invirtiendo en formación y capacitación, poniendo el foco en los grupos de mayor riesgo como son los jóvenes, el talento sénior y las personas más vulnerables.

En el ADN de la empresa está la generación de oportunidades dinamizando el mercado laboral y haciendo frente al desempleo, la exclusión social o la desigualdad. De esta manera, en base a los datos recogidos en la Memoria de Sostenibilidad 2020 del Grupo Adecco, el año pasado se ayudó a encontrar empleo a 105.990 personas, de las cuales 29.380 eran menores de 25 años. Además, se realizaron más de 557.000 contratos en 2020.

Al generar oportunidades de empleo se contribuye al crecimiento económico. La eficiencia del mercado laboral aumenta a través del conocimiento de las necesidades de las empresas y las aspiraciones laborales o educativas de las personas para proporcionar la combinación necesaria entre la oferta y la demanda.

Aumentar la participación en el mercado laboral mejorando la empleabilidad de los trabajadores, crea nuevas soluciones de trabajo y fomenta la movilidad geográfica y ocupacional. Así, se crearon más de 105.000 empleos en 2020, de los cuales más de 29.000 fueron para los jóvenes. ¿El resultado? Proporcionar a la economía la flexibilidad necesaria para una mayor competitividad y un crecimiento económico sostenido y sostenible.

“La sostenibilidad en el empleo hace referencia a cómo el empleo tiene una repercusión directa en la economía y en la sociedad de un país, pero, aún más importante, en la vida de las personas. Tiene que ver con cómo las personas, a lo largo de su trayectoria profesional, van desempeñando empleos que les sirven para ir adquiriendo empleabilidad para ganar conocimientos hasta llegar a encontrar el trabajo que mejor se adapte a sus deseos y para el que mejor preparados estén. A medida que una persona va ganando experiencia va adquiriendo también conocimientos y, con esa formación adquirida, irá obteniendo empleos que le permitirán un mayor progreso y satisfacción. Crear un ecosistema de empleo sostenido y sostenible es la base de una sociedad justa, equitativa y equilibrada”, explica Santiago Soler, secretario general del Grupo Adecco.

Movilización por el empleo
Durante los momentos más duros de la pandemia, Adecco utilizó el amplio conocimiento del mercado laboral, y de la situación en la que se encontraban algunos de los sectores de actividad, para aportar soluciones que ayudasen a revitalizar la economía y a mejorar la empleabilidad de aquellas personas cuya situación laboral había sido afectada directamente por la crisis de la COVID-19.

En dos meses el número de parados se incrementó en cerca de un millón de personas. Los afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) y que, por tanto, no podían desempeñar su puesto de trabajo de manera normalizada ascendieron a 3 millones y medio; y cerca de un millón y medio de autónomos solicitaron la paga por cese de actividad. Una crisis que golpeó de forma especialmente dura a las pequeñas y medianas empresas y a sectores clave de la actividad económica de nuestro país.

Fruto de esta situación surgió #MovilizaciónPorElEmpleo, un programa cuyo objetivo es ayudar a aquellas personas laboralmente afectadas por los efectos de la COVID-19 a encontrar empleo y a seguir capacitándose con el fin de mejorar su empleabilidad una vez finalizase la situación que estábamos viviendo. Dentro de este programa se han cerrado acuerdos de adhesión y apoyo de asociaciones tanto del ámbito industrial como del sector servicios y de agricultura con organismos como la CEOE, CEOE Tenerife, ASAJA, FEIQUE, FIAB, FED, UNO, CEIM, AEDHE, AICA, CECALE, CECAM, CEG y El Club de Excelencia en Sostenibilidad.

Desde el inicio de la pandemia a través de este programa y hasta el 31 de diciembre de 2020 se consiguió movilizar 68.603 empleos hacia sectores esenciales, es decir, más de 68.000 personas fueron contratadas en un sector diferente al que estuvieron anteriormente, con la colaboración de patronales y administraciones públicas.

Gracias al profundo conocimiento del mercado y de los diferentes sectores de actividad, así como de las competencias necesarias para desempeñar los diferentes puestos que el mercado demanda, Adecco puso el foco en recolocar a todas aquellas personas desempleadas por causa del COVID-19 en sectores que en esos momentos necesitaban personal, invirtiendo en el desarrollo de conocimientos y competencias necesarias mediante los proyectos de upskilling y reskilling.

Formación
Adecco apuesta por la formación de todos los trabajadores ya que considera que es un factor imprescindible para el desarrollo de las personas y para conseguir un mejor rendimiento en un puesto de trabajo. Por ello, en 2020 el Grupo Adecco invirtió más de 5 millones de euros en formación para mejorar la empleabilidad de las personas.

Existe una necesidad urgente de que las empresas y los trabajadores inviertan en la creación de nuevas habilidades. La idea de que una formación académica, junto con alguna capacitación informal, proporcionará a un individuo las habilidades que necesita para toda una vida de empleo se ha vuelto obsoleta. Para mantenerse actualizado en un mercado laboral que está en constante transformación por la tecnología, las personas deben desarrollar continuamente sus competencias para progresar en una economía líquida, las empresas necesitan de manera continua trabajadores cualificados, productivos y con múltiples habilidades.

A través de un reskilling y upskilling efectivo, las empresas pueden construir su propia base de talento mientras le dan a su personal las capacidades que necesitan para mantener su trabajo a lo largo de toda la vida profesional. En este sentido, el Grupo Adecco formó a más de 81.000 personas durante 2020.

El desarrollo y capacitación de las personas es la vía para lograr un empleo u obtener uno mejor. En este sentido, en plena pandemia el Grupo Adecco puso a disposición de la ciudadanía una plataforma de e-learning con más de 70 programas formativos subvencionados íntegramente, divididos en 9 bloques temáticos, para convertir ese período en una nueva oportunidad para mejorar la empleabilidad en el futuro.

El resultado de esta iniciativa fue que 40.000 personas estuvieron interesadas en participar en el proyecto y más de 29.000 se inscribieron. Finalmente, más de 11.600 personas activas se formaron durante el año 2020 y se realizaron 5.700 formaciones.

Con el aumento del desempleo debido a la pandemia hay una necesidad cada vez mayor de recalificar a las personas trabajadoras de los sectores en declive para hacer frente a la actual escasez de competencias, crear una mano de obra verdaderamente inclusiva y garantizar que nadie se quede atrás.

Valor social
Como organización global, a través de la Fundación Adecco, el Grupo Adecco se esfuerza también por tener un impacto positivo en la sociedad que se refleja a través de las numerosas colaboraciones con distintas entidades sin ánimo de lucro con las que se implican en España.

A través de la Fundación, apoyan la inclusión social y laboral de los más vulnerables de nuestra sociedad y apuestan por la empleabilidad de personas de riesgo de exclusión social.

Durante 2020, y a pesar de las condiciones del mercado laboral post-pandemia, se generaron 5.502 empleos para personas en riesgo de exclusión social y se proporcionó una orientación laboral a más de 24.000 personas en esta misma situación con una inversión social de 14,1 millones de euros a través de la Fundación.

En palabras de Francisco Mesonero, director de Sostenibilidad Adecco Iberia y LATAM y director general de la Fundación Adecco: “El papel de las empresas es crucial para que la exclusión y la pobreza no se enquisten en nuestro país. El desempleo estructural agrava la exclusión social, la desigualdad y la discriminación. La única alternativa para frenar esta situación es fortalecer el mercado laboral y apoyar a los más vulnerables al mismo tiempo que trabajar en la compañía estrategias de diversidad, equidad e inclusión mediante un liderazgo inclusivo. Tenemos que intentar no dejar a nadie atrás”.