123Tinta ofrece las claves para elegir la impresora más adecuada para teletrabajar

0

El teletrabajo ha venido para quedarse en el día a día de muchas oficinas y ha obligado a dotar a los hogares de espacios habilitados para poder desarrollar las actividades laborales. Por eso es fundamental contar con la tecnología necesaria para poder llevar a cabo el trabajo de la manera más eficiente posible.

Ante la cantidad de posibilidades que ofrece el mercado, elegir una impresora nueva puede ser una tarea complicada. Por eso, 123tinta, el ecommerce de consumibles para impresoras y material de oficina, ofrece una guía con útiles consejos para realizar la compra de una impresora nueva.

Señales que muestran que es el momento de cambiar de impresora
Si bien es cierto que no se puede determinar un plazo de funcionamiento óptimo de las impresoras puesto que depende de la carga de trabajo y del uso que se haga del dispositivo, sí existen señales que indican que empieza a haber un deterioro de la máquina. Algunos de los indicativos, que pueden darse de manera aislada o varios a la vez, son:

  • La calidad de impresión varía dependiendo del modelo de impresora pero hay que prestar atención cuando los resultados empiezan a ser distintos a los habituales. Además, utilizar una impresora que no tiene una calidad de impresión adecuada puede acabar suponiendo un gran coste.
  • La velocidad de impresión puede disminuir con el paso del tiempo, de forma que la fluidez sea menor y la impresora no sea capaz de soportar la carga de trabajo. También es posible que el volumen del trabajado haya cambiado y sea necesaria una mayor capacidad, quedando obsoleto el dispositivo.
  • Tener una impresora antigua puede acarrear un mayor coste, ya que suponen un mayor consumo eléctrico o cartuchos de tinta más caros. Por tanto, intentar ahorrar aprovechando un dispositivo al máximo porque aún sigue funcionando puede ser un error.
  • Las necesidades de uso han cambiado, más tras la pandemia del Covid19 y el teletrabajo. Por ello, quizás las prestaciones que antes podían ser útiles a nivel doméstico no lo son a nivel laboral. De la misma manera, los sistemas operativos también han evolucionado y es posible que una impresora se haya quedado obsoleta en cuando a conectividad se refiere.
  • Los fallos y averías constantes pueden suponer un gran coste, tanto económico -por las reparaciones necesarias- como de tiempo, incluyendo las situaciones de tensión que se generan en el desarrollo de la actividad laboral.

Características a tener en cuenta para la elección de un dispositivo
La nueva impresora debe suplir las carencias que presentaba el modelo anterior; es decir, hay que conocer las características necesarias para la actividad que se va a realizar. Siguiendo esta línea, los principales aspectos que hay que tener en cuenta son:

  • Capacidad de impresión: hay que tener en cuenta este aspecto para no sobrecargarla, lo que implica adquirir una impresora que pueda afrontar las necesidades de impresión. Es decir, si la impresora es de uso doméstico, no será necesario que tenga que soportar gran carga; por el contrario, si es para realizar actividades relacionadas con el empleo es conveniente adquirir un modelo que tenga una capacidad mayor.
  • Carga de trabajo y velocidad de impresión: si la impresora es para uso laboral, tendrá que ser capaz de gestionar mayor carga de impresión sin que suponga una gran inversión de tiempo. Para conseguir una relación optima, la velocidad debe estar acorde con la capacidad de impresión. La velocidad recomendada para una capacidad de 2.000 páginas al mes es de 20 páginas por minuto.
  • Necesidades de impresión: la impresora que se escoja debe tener las prestaciones convenientes para el uso que se le va a dar. No tiene las mismas cualidades un dispositivo para la impresión en papel fotográfico a uno con sistema de digitalización y fotocopiado o si únicamente se va a hacer uso de él para la impresión de documentos.

Teniendo en cuenta estos aspectos, hay que prestar atención al precio, aunque desde 123tinta se aconseja que no sea el principal motivo de elección. En muchos casos, para impresoras más económicas, el precio de los consumibles es muy alto. Por ello se aconseja atender al ahorro en cartuchos o tóner, ya que algunas impresoras permiten el uso de no originales, más económicos y con la misma calidad, como los que ofrece 123tinta.